Cenas ligeras

Recetas de cenas ligeras y rápidas

Cena ligera: brochetas de pollo

Cena ligera: brochetas de pollo

Esta es una de mis cenas favoritas, unas brochetas de pollo marinado en una mezcla de limón y especias, que luego se asan a la parrilla (o solo en la sartén).

Asar a la parrilla es la forma más básica de cocinar: es, sencillamente cocinar un alimento directamente sobre una llama abierta o una fuente de calor intenso. Es un proceso muy corto, por lo que es perfecto para los días calurosos de verano, y para este corte de carne.

Pero si no dispones de parrilla, puedes hacerlo a la plancha o a la sartén.

La marinada es muy simple y equilibrada, solo hay que mezclar aceite de oliva, jugo de limón, cilantro fresco o perejil, ajo, pimentón, comino, cúrcuma y pimienta Cayena; y mezclarlo con el pollo para ablandarlo y darle sabor y jugosidad.

A veces añado un poco más de pimienta Cayena para darle un sabor más picante, otras veces uso más limón cuando quiero más acidez. No importa los ajustes que hagas, el resultado siempre es sabroso.

En la receta he puesto que se puede utilizar pechuga o muslos de pollo deshuesados, pero recomiendo utilizar muslos de pollo deshuesados sin piel para esta receta. Es una carne más sabrosa y más fácil de cocina, ya que no se seca fácilmente.

Sé que algunas personas prefieren la carne blanca de la pechuga, pero insisto, prueba los muslos. Lo he hecho de ambas maneras, y es muy superior con la carne de muslo más oscura.

La única desventaja de usar muslos de pollo es que hay que quitarles cualquier exceso de grasa y cartílago antes de usarlos. Creo que es más fácil usar tijeras de cocina, en lugar de un cuchillo (ten en cuenta que se desperdicia más con los muslos que con las pechugas, por eso la receta requiere más cantidad de muslos que de pechuga).

Estas brochetas son deliciosas sobre una cama de arroz basmati, con zanahorias asadas, o acompañadas de una ensalada verde.

Tiempo de preparación: 5 minutos

Tiempo de cocción: 35 minutos

Ingredientes

  • 1 kilo de pechugas o 1 kilo y 250 g de muslos de pollo deshuesados sin piel
  • Opcional: champiñones, pimiento, tomate, cebolla, etc.

Para la marinada:

  • 60 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 3 cucharadas de jugo de limón recién exprimido
  • 3 cucharadas de cilantro fresco picado o perejil
  • 2 cucharaditas de ajo fresco picado
  • 1 cucharadita de pimentón
  • 1 cucharadita de sal
  • 1/2 cucharadita de comino
  • 1/4 cucharadita de cúrcuma
  • 1/4 cucharadita de pimienta de cayena

Instrucciones

  1. Trocea el pollo en cuadrados de aproximadamente 4 cm para ensartar. Si quieres que todo el pollo se cocine uniformemente, trocea el pollo del mismo tamaño.
  2. En un recipiente pequeño, mezcla el aceite de oliva, el jugo de limón, el cilantro o perejil, el ajo machacado, el pimentón, la sal, el comino, la cúrcuma y la pimienta de cayena, para formar la marinada.
  3. Coloca los trozos de pollo en una fuente de cristal y vierte esta marinada encima. Remuévelo bien para que la marinada cubra todo el pollo. Cúbrelo con film y consérvalo en el frigorífico durante 20 minutos.
  4. Si utilizas pinchos de madera, sumérgelos en agua mientras el pollo está marinando.
  5. Engrasa generosamente la parrilla con aceite, y caliéntala a fuego medio.
  6. Forma las brochetas insertando el pollo marinado en los pinchos. Puedes combinarlo con las diferentes verduras que se mencionan en los ingredientes, o hacerlos solo de pollo. Saldrán entre 6-8 brochetas.
  7. Coloca los pinchos en la parrilla caliente y cocínalos 10-15 minutos, dándoles la vuelta una vez durante la cocción, hasta que estén bien dorados.