Cenas ligeras

Recetas de cenas ligeras y rápidas

Sopa fría de tomate y melón

Sopa fría de tomate y melón

Esta sopa fría es ideal para una cena ligera en los meses de verano, cuando lo que apetece de verdad es algo que nos refresque.

¿Un verano sin tomate? ¡Imposible!
Para esta receta he optado por los tomates pera o botella, muy aromáticos y dulces cuando están maduros, pero únicamente es porque los tenia en casa.

Podéis elegir cualquier otra variedad, como los tomates redondos, mas carnosos y afrutados.
Menos los tomatillos de jardín o los cherry, que serían demasiado pequeños para la sopa de tomate que queremos elaborar.

Y no me he limitado a utilizar tomate, también e incorporado una fruta también de verano, el melón.
He usado la variedad Cantalupo, tienen un tamaño medio, son redondos y tienen la piel verde y rayada. Su carne, a diferencia de los melones piel de sapo, es de color naranja, aromática y dulce.

Los melones se pueden encontrar en el supermercado todo el año, pero es en verano cuando hay disponibles más variedades y están en su mejor momento de sabor.

¿Cómo escoger un melón apropiado para acompañar la sopa de tomate? Eso es algo que muchas personas se preguntan.
Un buen melón debe tener resistente el extremo inferior, la piel turgente, sin rastro de golpes y debe desprender un suave aroma.

Estas cantidades son para 4 raciones:

  • 400 gr de melón de Cantalupo
  • 1 trozo de jengibre fresco
  • 2 cucharaditas de azúcar moreno
  • 2 cucharadas de zumo de limón
  • 1 kilo y medio de tomates pera
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 1 hoja de laurel
  • 10 cubitos de hielo
  • 150 ml de zumo de naranja
  • Sal
  • Pimienta de cayena
  • Cilantro

Elaboración de la receta:

Vamos a ver cómo hacer nuestra sopa de tomate y melón, explicado paso a paso:

Paso 1. Pela y trocea el melón. Reserva algunos trozos para el empatado, y el resto colócalo en un recipiente con el jengibre picado, el azúcar y el zumo de limón para marinarlo.

Paso 2. Pelamos la cebolla y los ajos y los picamos finamente. Ponemos una sartén a fuego medio con las 2 cucharadas de aceite de oliva y, cuando esté caliente sofreímos la cebolla y el ajo durante unos minutos hasta que la cebolla esté tierna.

Paso 3. Lavamos los tomates, los cortamos en trozos y los añadimos a la sartén con la cebolla y el ajo. Agregamos también la hoja de laurel. Dejamos que cueza todo unos 10 minutos.

Paso 4. Agregamos el melón marinado y el zumo de naranja y lo trituramos todo con la batidora de mano. Que no quede ningún trozo grande. Por si acaso, colamos la sopa y le añadimos los cubitos de hielo para que se enfría. Salpimentamos.

Paso 5. Añadimos los trozos de melón que habíamos reservado a la sopa, probamos para ver si es necesario añadir más sal o pimienta y ponemos unas hojas de cilantro por encima. Servimos en cuencos individuales la sopa de tomate y melón ¡y a comer!